sábado, 5 de noviembre de 2011

Historias para no dormir

No voy a contaros un cuento de terror, aunque ganas no me falten. Ahora mismo ando inmersa leyendo un libro sobre los 11 días en los que Agatha Christie desapareció y de los que nunca habló, acusando convenientemente a un grave ataque de amnesia. El libro se editó por primera vez en 1998 y la edición que tengo en mis manos es reciente, de este 2011, revisada y ampliada. 
En fin, que no es de libros de lo que quiero hablaros precisamente (mi pila creece y crece con estas estupendas ofertas de 3 por el precio de 2), sino de un paquete que me ha llegado esta semana de mis padres.

Mis padres estuvieron, como cada año, de vacaciones en Galicia, de donde es oriundo mi progenitor, y como cada año por estas fechas, me envían algún recuerdo de su paso por allí y Portugal. No puedo deciros la cantidad de Trapos de cocina, mantelitos y toallas de Portugal que tengo en mis despensas. O los llaveros (repetidos) que Jay recibe. Este año le han mandado un mechero gigante. Feísimo, pero me va a servir para encender velitas, mira tú por donde. 
Y a mí, además de una caja de Croquiños ("Sí" - me dijo mi madre por teléfono- "Ya me ha dicho tu hermana que estás a dieta y que has perdido mucho peso... Pero es que los Croquiños son muy caros, así que no los vayas a tirar, eh? Total, te comes uno al día y ni se nota..."). Claro que sí, madre. De "uno al día" está el mundo lleno de gordos, diga usted que sí.

Mi madre tiene la costumbre de hacerse casi todas las colleciones que saca El Diario de Cádiz o La Voz. De algunas, hasta me llama para saber "si me interesan", cosa que por lo general declino. Pero no con ello dejo de pringarme. Se cogió una colección de abanicos. Sabiendo que me gustan tanto, me regaló la mitad.  Unas navidades me envió una colección de relojes de pulsera que se había cogido con alguno de los mencionados rotativos. Ni qué decir tiene que siguen en su caja, sin usar. Aunque son de señora, son enormes y nada que llame la atención. Ahí siguen, creo que hay 6 u 8. También tengo una colección completa de pendientes. Estos son más monos y alguno me he puesto. Oh, y se hizo una colección de mantones de manila pero tuve la suerte de que solo me cayera uno. En un bonito tono naranja. También tengo colecciones completas de dvds de películas de variada temática "porque hija, nosotros las vemos, y después, si ya he visto la película, para qué las quiero. Mejor para tí, que te gustan esas cosas". Menos mal que la mayoría trae estuchitos de esos de cartoncillos y ocupan poco.
En este paquete con chocolatinas, paños de cocina y souvenires varios, además de una gargantilla más y algunso pares de pendientes, también ha habido cabida para dos colecciones. Bueno, de una de ellas la mitad, claro, como siempre: cinco anillos de diferentes colores, que hay que ir siempre conjuntada. Algunos no me los pondré en la vida e irán a parar al cajón de los regalos sin usar.
Sin embargo, sí me ha gustado otra colección de dvds que sí espero esté completa: los de Historias para no Dormir, de Narciso Ibáñez Serrador. 


Son cuatro Dvds con un total de 12 historias. He visto en Wikipedia que son 25 episodios que en 2008 se editaron en un pack completo. Así que espero que sea una colección que aún se esté haciendo y que me envíe más, ya que mie hermana suele rechazar este tipo de "ofertas" de su madre.
La serie la ví allá en lso setenta/ochenta cuando la volvieron a poner en TV, y recuerdo especialmente un capítulo, que fue el que más miedo me inspiró por entonces, cuyo protagonista era el muñeco de un ventrílocuo. ¡Y ese episodio viene en los dvds! Espero que haya sabido envejecer con decencia, porque la serie me gustó mucho. Y tengo ganas de desconectar un día (mañana por ejemplo) y darme un maratón completo.
Los Croquiños, conste, siguen sin abrir. Irán cayendo en cuanto pase a la fase 3 de mi dieta en la que puedo darme un capricho de vez en cuando. Así que la caja me va a durar hasta bien entrado el 2012.

20 comentarios:

chema dijo...

hablando de historias de suspense-terror, yo estos días me he puesto a releer mi colección de novelas y relatos de sherlock holmes.
las 'historias para no dormir' de chicho ibáñez serrador (que yo le conozco por ser el realizador del 1,2,3), he oído hablar de ellas muchas veces pero nunca las he llegado a ver.
mi abuela paterna, hace años, nos trajo de un viaje que hizo a portugal varios paños y manteles con gallos bordados. al parecer el gallo es un motivo decorativo típico de portugal.

martmas dijo...

Cuanta colección!!!! o mitades de colección, jejeje

Candela dijo...

Chema, es el Gallo de Barcelos, tiene una leyenda muy curiosa. En mi casa siempre ha habido gallos de esos: de figuritas, en manteles, guardahuevos, en platitos de ceramica, en jarritas... mis padres van a portugal cada año aprovechando que estan en las Rias Bajas, asi que imagina! un dia pondre todos los pañitos qe tengo. El año pasado me regalaron una manteleria con el puñetero gallo que ya me habian regalado un par de años antes, asi que se la di a mi suegra que le gustó.

Candela dijo...

Martmas, tengo "medias colecciones" a porrillos, y algunas que he declinado porque de verdad que ni me interesaban: una coleccion de figuritas de semana santa que le dije a mi madre que porlamordedior no me la cogiera, cosas del Cadiz (el equipo), que algunas, a pesar de decir que no-lo-quie-ro, me las ha mandado: una pulsera con los colores del equipo, una alfombrilla para el raton y un raton del cadiz (que tras 2 años en el cajon ahora estoy usando porque se me rompió el mio, posters del trofeo, muñequillos pa colgar del movil, pegatinas, dedales del cadiz... uff

Candela. dijo...

Chema, se me ha olvidado añadir que el gallo de Barcelos es el simbolo nacional del pais

dina dijo...

Pero qué buen regalo,entre todo ese batiburrillo de cosas, eso realmente es un tesoro!

anele dijo...

A mí me bastaba con escuchar la música del inicio y esa puerta que se abría chirriando para ca...rme de miedo. No recuerdo en qué año fue, pero era muy pequeña y esas cosas me impresionaban mucho, ja, ja.

BLAS dijo...

Un mantón de manila en color naranja... Eso duele, quilla.

La colección de DVD me ha puesto los dientes largos. No me perdí ni uno de los capítulos. Estaba enganchadísima. Y es que eran estupendos, no tenían desperdicio: Narciso Ibáñez Serrador tenía un don especial para elegir los buenos materiales.
Espero que te complete la colección porque sin duda, merece la pena.

Candela. dijo...

Blas, no te creas, el manton es bastante bonito, con los bordados en blanco, no es un naranja supercantoso, vaya...

Candela. dijo...

Anele, me estoy divirtiendo mucho hoy visionando un par de capitulos

Candela. dijo...

Ay leches, que se me olvidaba... me acaba de llamar mi madre y me ha dicho que sí que tiene otros 4 dvds, que me los mandará en el paquete de Navidades... ese que siempre me llega en Febrero, :(

E. Cabello, "Las Cumbres" de Ubrique dijo...

Me encantaba esa serie. La veíamos en casa todos sentados en el sillón con la cara tapada (para no verla) pero dejando un huequecita (para poder verla). La verdad es que daba muchísimo miedo, aunque supongo que a estas alturas lo mismo ya estamos tan saturados de miedos que no nos importe...
Ya nos dirás.

Geno dijo...

Oh, que genial!! Recuerdo haberlo visto en mi tierna infancia pero, auqneu alguna vez pillé al´gun apitulo en televisión, no lo he vuelto a ver

BLAS dijo...

Candela, la cosa es que llegue. En febrero o cuando sea, pero que llegue...

Candela. dijo...

Esperanza, hoy me he visto el capítulo de Freddy (el del ventrilocuo) y la verdad es que ha envejecido bien. Que joven estaba Manuel Tejada! Y Silvia Tortosa, y FEdra Lorente! Y que yuyu daba el Narciso Ibáñez Menta, que cosa mas fea! Tengo ganas de ponerme con tranquilidad a ver todos los capítulos, porque hoy he estado con otras cosas y no me ha dado tiempo a ver mas.

Candela. dijo...

Geno, estoy segura de que la serie ha de estar por Internet en algun lugar, y en dvd lleva su tiempo, el pack completo.

Lucía dijo...

Yo recuerdo cuando las ponían en la tele. Creo que eran los viernes por la noche.
A mi es que en general no me gusta el miedo. Me paso las películas mirando al suelo, no las disfruto.

Candela dijo...

A mi el suspense, el miedo, el terror me encantan y no comprendo como hay gente a la que no le guste un buen chute de adrenalina sabiendo que todo es ficcion, no se, mas miedo me da oir algunas noticias en el telediario o leerlas en el periodico, que no son ni rebobinables ni ficcion. No podria vivir sin adrenalina, porque en la vida, desgraciadamente prima mucho la monotonia y el saber que lo mas excitante que me puede suceder es viajar...

COILET dijo...

Yo tb recuerdo estas pelis, mi madre siempre me decía cuando me quedaba a verlas sola en la sala: Ya verás, luego tendrás miedo..

Y sí a veces iba a la cama un poco "cagaíta", jajaja. Me impresionó mucho la historia de El Hombre Menguante.

Urko dijo...

A mí el episodio del ventrílocuo también se me quedó grabado.

Es una de mis series preferidas. Hay veces que notas que el tiempo ha pasado por ella.

Pero eso para mí es una ventaja, un aliciente añadido. Me vuelve más nostálgico.