sábado, 16 de febrero de 2013

Emociones

Adiós Limerick. Adiós a una ciudad que me ayudó a encontrarme a mí misma, a marcar mi rumbo a nunca rendirme. 
Adiós a una empresa en la que he hecho grandes amigos, una empresa por la que un día deseé vender mi alma para quedarme. Me he ido de Thomson 3 veces, dos de ellas obligada por las circunstancias. Empecé a trabajar con ellos en Marzo del 2004, con un contrato de nueve meses que se extendió otros seis más. Me fui llorando, con mucha pena, pero no me quedaba otra. Unas semanas después me volvieron a llamar, esta vez para ofrecerme un contrato fijo, que acepté sin dudar, pero el sueño se rompió a finales de 2007 cuando la empresa decidió mover sus servicios a la India por un coste bajísimo. La marcha de los más de 200 trabajadores se hizo con cuenta gotas y todo fue muy doloroso. Solo un par de departamentos se quedaban en Limerick y cuando al año y medio se me ofreció la oportunidad de volver y trabajar en el departamento de traducción, no me hizo falta pensarlo demasiado. Me había pasado ese año y medio trabajando en una oficina inmunda con dos polacas maleducadas y más vagas que la chaqueta de un guardia, soñando con vender mi alma al mismísimo diablo (pero nunca firmé nada, sniff...)

Me voy con mucha pena, con el cariño que me han dado mis compañeros, con sus regalos: dos ramos de flores, una pulsera de plata de Newbridge, una cartera, un par de tarjetas firmadas por todos... La pulsera me la pondré en mi primer día de trabajo, para que me dé suerte...

Os quiero a todos un montón, aunque no habléis español y no vayáis a ver este post y desde luego seguiremos en contacto, que no estamos tan lejos...

...Ayer tarde me fui por voluntad propia tras haber notificado mi decisión de hacerlo hace unas semanas, para comenzar una nueva etapa de mi vida en Cork. Y no ha sido fácil. Lloré, sí. Quise llorar más pero me mordí los labios. Suprimí tanto mis sentimientos que vomité en cuanto llegué a casa. Son demasiadas noches sin dormir, demasiadas horas al día trabajando y luego yendo a casa a llenar cajas y desesperarte porque cuanto más avanzas... más cosas aparecen y más retraso llevas. Anoche era muy tarde cuando aún estaba revisando cajones, llenando bolsas, limpiando platos... tazas, cosas...

Me derrumbé por la tarde. Estaba desesperada, sin saber dónde meter más cosas, imaginándome que no íbamos a tener sitio suficiente en la furgoneta, que todo no iba a caer. Tenemos demasiadas cosas, dicen algunos. El guiri el primero en decirle, pero ¿cómo reduces 16 años de vida a unas pocas cajas? Es completamente imposible. He llenado dos bolsas grandes de basura de ropa que no quiero, no necesito y no uso. He tirado camisones nuevos pero con más años que la tana, pijamas que ya no me ponía (algunos usados solo un par de veces, pero por faltarle un botón y no coserlo, seguían en el cajón sin usar durante los dos últimos años). Y aún así, a pesar de todo esto... he llenado 6 maletas con mi ropa y cuatro bolsas de basura porque ya no me quedaban maletas, ni cajas, ni paciencia. 
El guiri estaba contento. Toda su ropa ha ocupado un macuto militar y una bolsa de basura. Es feliz con poco.
Me derrubé solo de mirar tantas cajas, tantas bolsas, tanto polvo, tanto que hacer. Tantos miedos. Tantas dudas. 

Cuando leáis esto estaré probablemente en Cork y no sé si tendré conexión a Internet o incluso ganas de conectarme. Lo haré cuando pueda, que espero sea pronto. Espero que todo haya ido bien y se me pase este nudo en la garganta que mientras escribo esto no me abandona...

21 comentarios:

DACHA ARTESANA dijo...

Animo, que en esta nueva etapa seas super feliz.

marisa desaztre dijo...

Normal que ahora te encuentres así. Solo hay que darle tiempo al tiempo. Además, tengo la intuición de que todo te va a ir bien, así que ánimo, guapa. Bezozzzzzz.

chema dijo...

será un cambio en tu vida. entiendo el estrés por tantas emociones acumuladas. espero que hayas tenido un buen viaje y que la primera toma de contacto haya sido buena. quédate con las mejores cosas, como la cariñosa despedida de tus compañeros.

Merchi dijo...

Es duro dejar una rutina de años para enfrentarte a un reto nuevo, pero estoy segura de que dentro de poco lo verás con otros ojos. Una nueva etapa de tu vida que en poco tiempo habrás conseguido dominar, ya lo verás. Espero que tengas pronto internet para saber de tí. Un beso y mucho ánimo.

Bertha dijo...

Deseo que todo te vaya muy bien en esta nueva etapa que vas a emprender, seguro que te ir muy bien, porque eres una chica positiva, con mucha energia, empenderora y con los pies en la tierra, te mando muchos besos y arriba ese alimo, y esperando proximas noticias de esa nueva casa, a y fotos, que ya quiero ver esa casita chula.

charo barrios dijo...

Seguro que todo te va a ir muy bien. Tienes la suficiente experiencia de la vida como para saber manejarte en esta próxima etapa. ¡suerte!

Dina Oltra dijo...

Los cambios siempre dan un poco de miedo y congoja, pero no te preocupes q estoy segura q en esta nueva aventura serás feliz!
Y sino apúntate al sorteo de El Plan B q igual te toca y ya verás q contenta te pones jiji

Shirat dijo...

¡Ánimo! Seguro que en tu nueva etapa serás tan feliz o más que en Limerick.

Bulma Salgueiro dijo...

Claro que va a ir todo bien pero los cambios es lo que tienen, siempre dan vértigo. Y sobre todo con una mudanza a otra ciudad.

Espero tener noticias tuyas muy pronto, guapa. ¡Cuidate!

Geno dijo...

Normal que a la hora del cambio te diera bajón y eso, supongo que es una reacción lógica a los cambios pero enseguida se pasa

Ángeles dijo...

El cambio es para mejor, dentro de nada estarás en una nueva rutina que se convertirá en cotidiana en seguida.
Ánimo eres una persona que puede con esto y más, como tu misma dices seguirás viendo a tus amigos, no estáis tan lejos.

BLAS dijo...

Todo te irá bien. Eres fuerte y ese bagaje lo llevas contigo, que no es poco.
Ahora solo estás cansada porque las mudanzas son un grandísimo rollo, luego estarás tan bien como siempre.

COILET dijo...

Ahora después de las prisas y el ir a contrareloj te has parado a recapacitar y claro, se te ha venido el mundo encima, de repente has sido tan consciente del cambio que te has asustado, de acarrear tu vida de un sitio a otro... pero no te preocupes, ya pasará, cuando lo tengas allí todo medio organizado, respires hondo y vuelvas con energía e ilusión (la que te caracteriza) a contarnos qué tal estás, que seguro será más calmada y más centrada, ya lo verás.
bs y cuidate

Riesgho dijo...

Espero que ya tengas más alto el ánimo y que las cosas empezasen con buen pie en Cork. Seguro que dentro de nada nos estas contando cosas de tu nuevo barrio, de tu nuevo trabajo, de tu nueva ciudad. A mí se me va hacer raro cuando hable de tí (a algún conocido mío), no decir Ruth la de Limerick... SI es que tod@s te conocian ya por ese nombre, XD

Riesgho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Riesgho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Riesgho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
R.M dijo...

Espero que al leer esto, ya estés un poco mejor de ánimo. En este post estaba con el ánimo bajo por marcharte y ahora estarás con el ánimo decaído por tener que instalarte. Es así la cosa. Pero verás como en nada estás feliz. Limerick siempre estará ahí y tus antiguos compañeros también. Comienzas una nueva etapa! Te deseo que sea aún mejor que la que dejas atrás.

anele dijo...

Suerte en esta nueva etapa!!

Pilar Carnero Fúnez dijo...

Es lógico que te de pena dejar Limerick y sobre todo a lo amigos que dejas allí, pero vas a mejorar y, como dices tu, para ver a lo amigos, no estáis tan lejos...

Pilar Carnero Fúnez dijo...

Es lógico que te de pena dejar Limerick y sobre todo a lo amigos que dejas allí, pero vas a mejorar y, como dices tu, para ver a lo amigos, no estáis tan lejos...