miércoles, 15 de octubre de 2014

Vilnius: de iglesias (y III): las católicas (y II)

Continuando con el tema de dos posts anteriores, vuelvo al recorrido de Iglesias católicas.

4. Iglesia de Santa Theresa

Por fuera no parece gran cosa...

                     

Pero por dentro... ¡Madre mía por dentro! Especialmente los frescos del techo.


Es otro ejemplo del Barroco presente en Vilnius. Los altares datan de la segunda mitad del s. XVIII. La pintura del altar mayor es la Exaltación de Santa Teresa, de Szymon Czechowicz.




5. Gates of Dawn.

Esta es, posiblemente, la "cosa" o experienza más bizarra que he visto en la vida. Siguiendo por la calle a la derecha de la iglesia de St. Theresa se llega al siguiente edificio sobre el arco:


La Iglesia que acoge esa imagen que se ve desde el exterior es de 1829, reconstrucción de una versión barroca original.


A él se accede por una puerta a la derecha, justo en la parte trasera de la Iglesia de Santa Theresa y se sube unas escaleras. No subimos porque daba miedo. Empetado de gente hasta la bandera cantando y llorando. El chaval de la foto de la chaqueta naranja y el de la mochila azul estaban ahí rezando en puro éxtasis. Acojonante. Hagamos zoom a la ventana central...



Esta capilla sigue la costumbre ancestral de tener una imagen religiosa sobre cada arco de las puertas de entrada a la ciudad para preservarlos de los enemigos exteriores y proteger a los viajeros que partían. La figura principal de esta capilla es la Madonna of Mercy, una imagen reputada por tener poderes milagrosos.
Fue pintada en roble en los 1620s y recubierta de plata 150 años después.  Los milagros que se le atribuyen fueron recopilados por las monjas del vecino convento Carmelita. 

Y es tan popular y lleno de ovejitas porque esta fue una de las primeras paradas del papa Juan Pablo I cuando visitó Lituania en 1993.

Es la única Puerta de la ciudad que permanece de los muros de la ciudad del siglo XVI y es más evidente que se trata de la antigua muralla de defensa desde el otro lado, donde los agujeros de los cañones aún son visibles.


6. Basilian Gate y la Iglesia de la Santa Trinidad

Antes de llegar a la callecita donde se encuentra la Iglesia de Sta Theresa, hay otro arco barroco que casi pasa desapercibido porque un enorme restaurante ocupa la esquina con sus parasoles. Es la Basilian Gate, diseñada en 1761 por J. K. Glaubitz.


Esta puerta conduce a la Iglesia, que parece que se vaya a caer de un momento a otro. De hecho, llegué a pensar que estaba abandonada y cerrada, pero en su interior se estaba celebrando misa en aquel momento.





Visitamos muchas, muchas más iglesias. Pero de todas, todas, estas seis que os he mostrado en los dos posts son las que más me llamaron la atención.


4 comentarios:

chema dijo...

me gustan esos pasadizos cubiertos bajo un arco, no sé por qué. cuando veo alguno siempre lo fotografío. qué curioso que sobre uno de esos arcos construyeran una iglesia.
y vaya, sí que son devotos allí...

Merchi dijo...

Me encanta, me parece precioso todo. Además, se ve super-limpio y tranquilo. Digo igual que Chema, no imaginaba que fueran tan devotos allí.

Candela. dijo...

Cuando hicimos el tour al castillo de Trakai nos dijo la chica que en Lituania hay tres religiones: la católica, el baloncesto y la patata

Candela. dijo...

Cuando hicimos el tour al castillo de Trakai nos dijo la chica que en Lituania hay tres religiones: la católica, el baloncesto y la patata