lunes, 9 de febrero de 2009

INSEPARABLES (El rincón del colaborador)

Mi amigo Rafa escribio este relato hace un tiempo. Y está ansioso por saber qué os parece...



Yo tengo dos, y cada una va a su aire.
De pequeñas pretendían ir juntas, juntas a todas partes, fiel reflejo la una de la otra,… y viceversa.
Hoy, mucho han corrido juntas, pero el tiempo ha ido distanciando mis dos tangenciales, guardan un cierto compañerismo propio de las amistades infantiles llegadas a adultas: aún y pese a la mayor diferencia de sus conductas, siguen de la mano recorriendo este mundo, aunque cada una tomó su decisión y optó por un camino sin mirar atrás más que en las ocasiones en que todos esbozamos una sonrisa al pensar que aún somos hermanos.

Viejas amigas y perfectas desconocidas, tolerándose la una a la otra.

Siniestra es silenciosa, poco amiga de aparecer en público y perder su anonimato. Tan pronto se muestra ha de volver a un acogedor segundo plano. Al salir a la luz, repite el mecanismo esparciendo en el aire su batería de ardides, de despistes, de fuegos de artificio perfeccionados una y otra vez en pos del perfecto escapismo.
Su objetivo: hacer y no ser vista. Su ideal: servir al prestidigitador; y su temor, su temor a ser pillada in fraganti en el cepo perdiendo su libertad al quedar atrapada por las consecuencias y el qué dirán.
Todo miedo parte de una sombra, de un susto, de un resquemor no curado, y las cicatrices causadas por su atrevimiento frente a la boca de la verdad ocultas permanecen bajo la manga. Por ello, día tras día, se enfunda el guantelete de malla, perfecto salvador frente a los dientes de sus enemigos.

Su hermana, hija de un mismo padre, por el contrario no sufre el pecado de la memoria, sino la virtud del olvido.

Diestra anhela poder hacer honor a su nombre, si bien, a fecha de hoy, incapaz es de recordar muchos momentos en que haya visto el viento.
El viento, algunos veían bisontes blancos, otros imperiales águilas devorando serpientes, yo veo el viento, cuando lo sintonizo -claro está- y sólo diestra –en éxtasis absoluto- es capaz de hacerlo.
Si las manos son el espejo del alma, a las mías les crecen las uñas y según estén cortas o largas dirigen el volante de mi conducta.
Rafa Armisén

18 comentarios:

María José dijo...

¿que te puedo decir despues de leer esto? cualquier cosa quedaría tan superflua.....
Simplemente precioso.

Besos, Maria José.

Valentín VN dijo...

Curiosa versión de una imágen. Se nota que las palabras aún tienen mucho que decir de una imagen.

BLAS dijo...

Qué suerte de amistades tienes, hija! Desde luego, si son capaces de hacer un relato así de sus manos, son capaces de cualquier cosa.

SUSANA dijo...

Rafa...qué metáfora!

Siniestra y Diestra...y su convivencia en tan buenos términos, muestran la maravillosa dualidad humana con esplendor.

Un trabajo excelente!

Muchas Gracias Candela por publicarlo!

Abrazo para ambos!

Luz de Gas dijo...

Lo importante que no dejen nunca volar.

Besos

Fauve, la petite sauvage dijo...

¡Hola! No sé si mi cabeza está para mucha concentración, y no sé si tu amigo quiere que le digamos lo que pensamos de su cuento literariamente o de su contenido, y ya que no somos críticos literarios (al menos yo) añadiré otra visión más, en la que la metáfora de las manos se convierte en una metáfora de la vida, yo y mi otro yo, o incluso de las ideas políticas, soy de izquierdas pero en algunas cosas pienso como la derecha, o al contrario, y así con muchas otras dualidades que tenemos.

Bueno, mejor no lo puedo hacer hoy. Tengo una idea esparcida por los restos de mi cerebro también esparcidos dentro de mi cráneo, embotado con las venas hinchadas y la sensación de derrame cerebral, el dolor de un golpetazo brutal que retumba y que vuelve loco a uno, que quiero escapar de mí y no puedo, que quiero perder la consciencia, que sé que no me muero, que la intensidad va y viene con el temporal, que el umbral más alto ya lo pasé, y creo que eso es lo que me ayuda a escapar, eso que se me ha ocurrido al leer una entrada tuya y la de Barbarita; ya te estarás imaginando; a ver si mañana o esta noche o cuando venga la musa me sale.
¡Salud!

Candela dijo...

Querida Fauve, a eso se le llama... ¡tener una resaca del copon!juas juas juasssssssss

chema dijo...

la descripción de siniestra lo había entendido como una metáfora de la desconfianza y el escepticismo que se genera en las personas cuando crecen y pierden la ingenuidad. y la otra hermana gemela sería lo que queda de esa ingenuidad. pero claro, no había caído en que lo de 'siniestra' era en contraposición a 'diestra'. la izquierda y la derecha, vaya.
interesante relato, y que hace pensar. felicidades al autor.

Shirat dijo...

Muy muy original.
Comparto vuestra opinión y añadiría que es como el ying y el yang. Dos polos opuestos que se complementan y que no pueden existir el uno sin el otro.

Me ha gustado mucho.

cloti dijo...

Alguien que me quiere mucho, casi más que al resto del mundo, me dijo que quien no es de izquierdas a los veinte no tiene corazón y que quién no es de derechas a los cuarenta no tiene cabeza.
Y me pregunto qué más le da que yo no tenga cabeza si él no ha tenido nunca corazón.
El discurso de contrastes y dualidades siempre resulta estimulante y hace pensar.
Bssssssssssssssssss
Cloti

CGR dijo...

Muy buena la descripción de la siniestra. Me ha gustado

SONY dijo...

Una dualidad muy bien expresada, la de la propia mente y la del corazón a través de las manos... Interesante relato.

Inma dijo...

Me parece q tenemos otro escritor en potencia.
¿Qué tal llevas la fabricación de cerveza en cantidades industriales?
Si te hace falta una ayudante cervecera o una secretaria, avisa, que me va a hacer falta un trabajillo.

Hope dijo...

Está chulo. Por un momento pensé que era carnicero y trabaja con una malla de esas que se ponen para cortar la carne.
Saludos.

lisebe dijo...

Mi querida Candela:

Me atrtevo a hablar de dualidad, a la vez que convenga la quieras en el mejor momento, pero es que stamos hablando de politica o ce vida??? me pregunto.

En cualquiera de los dos casos puede haber dualidad mal que nos pese.Claro que lo digo yo que soy Libra!!! ya me entiendes oK???

Besitos cielitoooooooooooo

KIRA dijo...

Todo en la vida tiene un derecho y un reves...(un diestro y un siniestro), a veces sientes o piensas una cosa pero haces otra...
a escuchas a diestra y otras a siniestra... a veces la cagas otras aciertas... pero todos tenemos un lado bueno y un lado malo... es el ser humano en si!
Me gusto el relato, me hizo pensar... Enhorabuena!!

Aurin dijo...

A mí también me ha gustado mucho... así que felicidades Rafa. Ruth, tenéis mucha suerte los que tenéis el don de escribir,es algo precioso...
A mi se me da fatal,(ya ves ,lo que he escrito)..., pero, merece la pena leer consas tan bonitas..

Rafa dijo...

El objetivo pretendido era hacer un texto auto descriptivo y (en la medida de lo posible) que mantuviera (hasta el final) la incertidumbre respecto al tema.

Me leo vuestro comentarios y lo primero que pienso es “muchas gracias” (tanto por leerlo como por opinar, esto da un regustillo muy chulo tras la sonrisa inicial –más chula aún- de “ me han publicao, me han publicao”, que también mola) y lo segundo que pienso es ¿me gustaría que me criticaran, vamos “constructivamente”? Creo que sí.

Bueno, lo dicho

Mil gracias

P.D. Inma, en cantidades industriales no me he metido (en un futuro quien sabe), estoy con las últimas gotas de la segunda partida (trigo alemán) y antes de un mes habrá que empezar a producir una partida pequeña de Porter (si no la levadura se me va a fastidiar).