miércoles, 4 de febrero de 2009

RUMBACAR (Rinconcito Carnavalero de Lar)


Volver. Con la frente marchita.
Así me sentí yo después de 6 años de vivir fuera de Cádiz, después de pasar por una traumática separación y algunas malas experiencias. No es fácil regresar al sitio que te vio nacer y comenzar de cero. Tus amigos han evolucionado, tienen pareja, hacen sus vidas. Y llegas tú, con tu equipaje emocional y más tiempo entre manos del que desearías.
Mi mejor terapia fue el Carnaval. Qué poco se tienen en cuanta algunas cosas hasta que no las tienes ya. A mí simpre me había gustado el Carnaval, especialmente porque con la corta correa que me daban en casa, era la única fecha en que podía quedarme un rato más en la calle. Al tener lugar en el casco antiguo de la ciudad, y vivir nosotros en extramuros (lo que en Cai llamamos Puertatierra), los fines de semana de Carnaval, de adolescente, los pasaba en casa de mi abuela, y al toque de queda acordado por mis padres, siempre le caían un par de horas extras. La abuela hacía la vista gorda y yo me divertia hasta que no podía más. En esos tiempos el Carnaval en la calle suponía irnos a ver actuaciones de tablao en tablao, de esquina en esquina, y luego disfrutar de las atracciones de la feria, que solían poner en Santa Barbara. Subir en la noria con tu precario disfraz, justo a la vera del mar, pelarte de frío en las alturas, era otro aliciente asociado a esas noches de farra.
Así que no fue de extrañar que, a mi vuelta tras un lustro y un año de ausencia, poquito a poco hiciese mi camino hasta el corazoncito del mundo carnavalero. Yo no sé cantar, y tampoco toco la bandurria o la guitarra, así que la posibilidad de apuntarme en un coro eran más bien nulas. Las chirigotas o comparsas femeninas, aparte de escasas, nunca me han gustado. Y como digo, no sé cantar.
Mi madre me presentó a Ninfa del Carnaval con 17 años, y de nuevo poco después, pero nunca me cogieron. Tampoco me importaba, porque había que saber bailar tanguillos y rumbitas y yo de eso, lo justito. Lo que se dice mover el culo.
A mi vuelta, gracias a unos amigos que decidieron levantarme la moral y "presentarme" a candidata a Musa de Asacar (Asociación de Artesanos del Carnaval), que se celebraba en Agosto, pude meterme de lleno en la fiesta. Para empezar, fui una de las 9 candidatas (ya os hablaré de esto otro día), y fue en el meollo de toda esta parafernalia que surgió el proyecto de Rumbacar. Que no era más que crear un grupo para bailar salsa, batucada, bachata ¡lo que fuera! por la calle en carnaval. Meses y meses de ensayos, coreografías y planificación nos llevó finalmente al carnaval de 1997 con más ganas que nadie de pasarlo bien. El cuerpo de baile éramos casi todas chicas (sólo teníamos dos rumberos), el resto de los chicos conformaban nuestra orquesta. Participams en la Gran Cabalgata Magna del Domingo, que ese año partió desde el puerto hacia el Estadio (suele tener itinerario inverso). Casi tres horas de bailar y bailar sin parar, una hilera multicolor de ritmos tropicales en pleno Febrero. La aquí firmante hasta se pegó un culetazo contra el duro asfalto de la Avenida gracias a un impertinente paquete de pipas vacío, que insistió en colarse bajo mi delicado piececito. Nada que lamentar. Caí con gracia, una pierna extendida, la otra doblada cual bailarina en split. Los brazos en alto. Los dos rumberos acudieron en mi ayuda, me aferraron por los brazos y salvamos la situación con toda la dignidad que el destino nos pudo deparar. Nuestra gratificación fueron unas agujetas y un dolor de pies que recordaríamos de por vida, pero no satisfechos con ello, por la mañana nos integramos en la por entonces cabalgata del Lunes de Resaca, que creo que a día de hoy ha desaparecido. A las doce de la mañana reiniciamos nuestro baile por las calles labarinticas de Intramuros, para ir a desembocar a la Viña. Cansados, sí, pero el Fino y el Moscatel pueden hacer milagros.
Salimos en todas las cadenas de televisión, cabellos al viento, volantes al aire (algún cupletista diría que de la brisa marinera).
Incluso bailamos en el Falla, acompañando, si no recuerdo mal, el popurrí de una comparsa, aunque no logro acordarme del nombre. Pasaron a la final del concurso de agrupaciones del Falla porque los tengo por ahí en un video del carnaval de ese año.
Bailamos en colegios, en el teatro del Hospital Puerta del Mar, en Asociaciones de Jubilados y en un centro para niños con Síndrome de Down. Bailamos en tablaos y bailamos en peñas. Bailamos en la Cabalgata del humor. Se nos unieron algunos travestis (que no Drag Queens, que esa palabra les queda ancha a esos grandes) , y ganamos un par de premios que sirvió en parte para sufragar el coste de los instrumentos. Nosotros nunca vimos un duro. Lo hacíamos todo altruístamente, porque nos divertía. Incluso el escaso vestuario y el calzado había salido de nuestros bolsillos. Pero la experiencia sería inolvidable, los lazos de amistad creados, las horas de ensayos y risas, de cabreos y gritos cuando algo no salía bien, nuestras reuniones "extras" en alguna peña para arrancarnos al compás de alguna guitarra, para beber, comer y conversar.
Fue "el año que vivimos inmejorablemente", sin prisas, sin estres, disfrutando de cada minuto, de cada copita de vino, de cada papelillo y cada serpentina, el año que nunca volveríamos a repetir, desafortunadamente. Primero nos quedamos sin local de ensayo. Después nuestro coreógrafo ya no se pudo ocupar de nosotros. Al final nos separamos, yo me vine aquí, y el resto se fue deistanciando. La vida sigue. Nos reunimos brevemente al Febrero siguiente, para aparecer en la cabalgata del humor, travesti al frente (qué habríamos hecho sin Juan), sólo un puñado de ex componentes.
¡Y que nos quiten lo bailao!

29 comentarios:

marian dijo...

pero hija
escribes bien, eres super agradable, y encima carnavalera bailona
pero...........ese peazo rubia .....no no no eres tu? que siiiiiiiii alaaaaaaaaaaa
besos

Candela dijo...

Si esa rubia era yo... hace 12 años, jamia!! Ahora no estoy rubia y tengo unos kilos de mas!

marian dijo...

jejejeje
ya te enseñaré yo mi cambio radical
algún día cuando me atreva
jejeje simplemente ahora soy mucho más yo jejejeje después de pasar por unos pastillones antidepres y luego dejar de fumar y remata con un embarazo gemelar de 3kg por niño juas juas juas lo dicho
MUCHO MAS YO

Candela dijo...

Hombre, yo hace un año ya que perdi algo de mi (pase por el quirofano) , pero no he recuperado la misma figura de hace la tira de años... pero estoy contenta conmigo misma, no tengo el ripon que tenia (estaba harta de aclarar que no estaba preñada), jajajaja

chema dijo...

síííí, esa eres tú... y la de en medio de las tres chicas, en la segunda foto! qué guapa!!
qué bien os lo pasasteis! y ya de paso, aprendiste un poco de varios bailes latinos. qué más se puede pedir?

Luis Antonio dijo...

Guapa moza y narración amena y perfecta. Felicidades, Candela

"KING" dijo...

Me alegra ponerte rostro Candela.
El Carnaval de Cai me encanta,nunca me lo pierdo, me lo paso bien y me rio mucho. Éste año espero poder asistir a la final en vivo, un saludo!

Karmeta dijo...

Me encanta el Rincón de Lar, imagino tu nostalgia, la tengo hasta yo que no he ido nunca jajaja.. me encantaría ir un año de estos a tu tierra, a poder ser a los Carnavales de CAI ainsss, tas guapísima en la foto

Luz de Gas dijo...

Que bueno, me ha encantado y sobre todo verte de pasacalles, es que:

ESTO ES CARNAVAL

Garbancitu dijo...

Que sería de nuestra vida sin los recuerdos? Evidentemente el paso del tiempo hace que esos momentos sean aun más magicos y cada vez más miticos. Maravilloso recordar y maravilloso pensar en que el futuro será mejor si cabe,diferente, con otros valores,...
Por cierto, nunca me puse a pensar como serías, pero así no te imaginaba. Realmente no se como te imaginaba, ja ja ja. Supongo que esto pasará con todo el mundo.
Un saludo

Mariana Alvez Guerra dijo...

Que bueno esta tu blog, me has hecho sentir como en casa, volvere por tu mundo pronto.

http://gymbrainstorming.blogspot.com/

Lar dijo...

Estas guapiiiiiiiiiiiiiiisima.... y como te lo debiste pasar... que envidia!!!!!!Un placer como siempre.... me ha encantado....Bsts

Koldo dijo...

Olé tus ovarios Ruth, y luego me pones una sombra en tu foto, espero que lo arregles, pero ya, tía guena, o te daré la murga, que lo sepas ,la murga de Cadiz, claro,je,je.....Koldo.

Candela dijo...

Koldo, la Murga de Cadiz no me la podras dar porque en Cadiz no tenemos murgas. Tenemos chirigotas, cuartetos, coros y comparsas, tenemos ilegales o charangas, pero murgas, no.

Elphaba dijo...

Jejeje, te entiendo perfectamente con el tema de "murga no".
Geniales las fotos. Chiquitita pero matona!

cloti dijo...

Mírala ella ¡qué monísima de la muerte!
Tengo yo ganas de carnavales este año, toy animá.
Bsssssssssssssss
Cloti

Inma dijo...

Hala Candela...¡¡¡dándolo todo!!!
¿Formamos una chirigota virtual????

el piano huérfano dijo...

estas guapisima esta mirada picara no se cambia con los años, esos ojos de tu alma no camia porque el alma no cambia

sigue bailando

llevame contigo
un beso

SONY dijo...

Pero mírala qué arte y qué marcha!!! Y no te cogieron para reina de las comparsas????jejejeje, pero si les tenías que tener de calle, nunca mejor dicho...

Candela dijo...

Sony, en cadiz no cogemos "reinas" sino a Diosas del Carnaval, con sus Ninfas, y luego lso artesanos tienen -o tenian, porque ya no lo he vuelto a oir- sus Musas, de las que fui una, si. Pero esa es otra historia...

CGR dijo...

¡Pero que bien lo tuviste que pasar! Las agujetas serían lo de menos, jejejejeje

Charo Barrios dijo...

¡Vaya estilazo el tuyo!
Me alegro de que tengas tan buenos recuerdos de Cádiz.

Anónimo dijo...

hola! me llamo veronica y tambien me paseé en una de esas carrozas de musas... jeje. tu sabes donde podria conseguir las fotos que nos hicieron? no estoy segura de si fue en el año 98 o 99. pero me gustaria saber si podrias ayudarme. me encantaria tener las fotos. ya sabes, son un bonito recuerdo. besissssss.

Candela dijo...

¿Vero? ¿Eres tu, mi niña?? ¿La de la barriada? Mandame un provado y te mando las fotos que yo tengo, tengo muchas tuyas!!

mishacal dijo...

Pero corazon que de tiempo¡¡¡ si que nos lo pasamos bien... quien pudiera volver a esos tiempos¡¡ donde no importaba que hacer si no pasarselo bien¡¡¡
Yo ahora enseño a bailar a mis dos hijas¡¡¡ jajajaj una de 3 y otra de 1 año¡¡¡ jajajaj Ojala volvamos a vernos con una copita de moscatel en la mano este carnaval.
Un beso

Patri

Candela dijo...

Hostis patriiiii!!!!! Precisamente el otro dia estaba viendo fotos tuyas, jajajaaa. Escribeme!!!

Mozart dijo...

Hola Ruth,espero que estes bien. Soy Luis,que bien lo pasamos esos carnavales. Espero verte estos carnavales por aqui que tienes tu tierra abandonada. Un saludo

Candela dijo...

hola Luis!! Abandonada no la tengo, si voy varias vece al año!!

Candela dijo...

Chicos, estoy intentando localizaros pero no hay modo!! Buscadme en el Facebook (Ruth Bernardez), solo hay una!!! Que la semana que viene estoy en España!!!