domingo, 20 de septiembre de 2009

LIBROS POR KILOS...



No tengo remedio. Tengo una pila que crece y crece de libros sin leer y aún me atrevo a conseguir más y más. No es por falta de ganas de leer, pero sí, en gran medida, por falta de tiempo, lo cual puede resultar irónico teniendo en cuenta que ahora mismo tengo más tiempo del que acostumbro, pero antes solía leer bastante en el trayecto de ida y vuelta del autobús y a veces también a la hora de comer en el trabajo, y ahora siempre encuentro a alguien en el bus y en la cantina en el curro también tengo compañía.
Cierto es que se me acumulan libros sin leer que compré hace ya meses porque no sigo el orden de llegada para su lectura. Ahora mismo acabo de abandonar momentáneamente The House of Special Purpose porque no podía aguantar las ganas de leer el último de Dan Brown, The Lost Symbol, pero este va rapidito y auguro que entre esta noche y mañana lo acabaré, esto es, si me lo permite el guiri, que está deseando hincarle el diente y no cesa en preguntarme si es tan bueno como los anteriores. Y así no se puede. Y mi larga lista de libros apilados consiste en:

-Scarpeta, de Patricia Cornwell
-The Suspicions of Mr. Whicher... de Kate Summerscale
-Muerte en la Escuela, de Giorgio Scerbanenco (regalo de Bertha)
-El Diamante de la Reina, de Mari Pau Dominguez
-Knife, de B. J. Anderson
-To Kill a Mokingbird, de Harper Lee
-La Cinta Roja, de Carmen Posadas
-2 Velas para el Diablo, de Laura Gallego (regalo de Cloti)
-El Quinto Jinete, de dominique Lapierre (regalo de Bertha)
-Everyone worth Knowing, de Lauren Werstanger.

Y repito, no es por falta de ganas, pero mis lecturas también la componen una ridícula cantidad aplastante de comics, prensa, los blogs que me gusta leer, ver Dvds y otros compromisos y trabajos varios. Y muchas horas de "investigación" delante del ordenador recopilando datos para un libro.
Pues por si toda esta interminable lista os parece poca, la semana pasada también adquirí The Secret Notebooks de Agatha Christie, un libro escrito por John Curran, que comenzó a trabajar en los cuadernos dejados por la genial escritora británica y que fueron encontrados tras su muerte. Este libro levanta la tapa de los mayores secretos de la autora, cómo sus notas, sus libros y sus pequeñas sinopsis llegaron a convertirse en bestellers. Hay finales, argumentos. títulos y personajes alternativos, escenas borradas, e incluso planes para libros que no llegó a escribir, incluyendo dos historias inéditas de Poirot. Este será, sin duda el volumen que leeré tras el libro de John Boyne, pues como digo, no guardo el riguroso orden en que llegan a mis manos los libros.
Y por si aún no fuese suficiente, mi querida amiga Pucca regresó a su Méjico natal el mes pasado dejándome algunos de sus libros que no podía llevarse por problemas de espacio en las maletas, y que son:

-México ante Dios, de Francisco Martín Moreno
-El dios de las pequeñas cosas, de Arundhati Roy
-Travesuras de la niña mala, de Mario Vargas Llosa
-Convulsión, de Robin Cook
-Variaciones sobre un tema de Orestes, de Antonio Roig
-Una duda razonable, de Anne Perry
-Los crímenes de Cater Street, de Anne Perry y
-Cerebro, de Robin Cook

Y cada semana me siguen llegando más y más anuales, y no me quejo. Me gusta saber que tengo "planes" para el futuro y un buen back up. Y tengo que ir pensando ya en comprarme OTRA estantería, porque la última está ya a reventar.
Eso sí, he perdido bastante tiempo leyendo Library of the Death, de Glenn Cooper, que empezó de una manera magistral. Una serie de personas reciben una postal en Nueva York con el dibujo de un ataud y una fecha: la de su muerte. ¿Un asesino en serie meticuloso?
El problema es que repentinamente el argumento salta al pasado... a 1947 y a Londres. Cierto que más adelante (muuucho más adelante) te das cuenta que forma parte de la trama, pero yo me aburrí tanto con el interminable capítulo que no lo leí finalmente (me dije que si no entendía algo siempre podía a volver), y no me hizo ninguna falta tras leer sólo el primer párrafo y decidir que no iba a molestarme. Regresa de nuevo al presente para de nuevo dar un salto al pasado, esta vez a Vectis, en Britannia, en el año 777. Este capítulo, extensísimo para contar algo que se podría haber dicho en una página, lo leí saltándome párrafos enteros. el resto de la historia continúa saltando adelante y detras, algo bastante molesto a veces y que en muchos casos no aporta grandes cosas a la trama, o como digo, podrían resumirse en breves páginas. A poco menos de llegar a la mitad del libro... ya sabía quiéy, cómo y por qué. También sus saltos geográficos (Nueva York, Washington, La Isla de Wight, las Vegas, etc) hacen en conjunto que sea un libro confuso, con una buena teoría y una trama bastante interesante si estuviera contada de otra manera... Tardé bastante en leerlo porque se me hacía pesado, y son este tipo de libros los que me entorpecen el ritmo con los demás. En resumen: no os molestéis en leerlo, honestamente.

19 comentarios:

BLAS dijo...

Pues gracias por avisarlo, porque por la trama, yo lo hubiera pillado seguro en cuanto hubiese llegado a España.
Ya contarás qué tal el de Dan Brown, que aquí no sale hasta el 29de Octubre en castellano y estoy deseando hincarle el diente.

marisa desaztre dijo...

Eso que cuentas me suena de algo. También tengo cantidad de libros guardados por todos los sitios en los que veo que hay hueco y, aún así, sigo teniendo más y más libros que no se ya donde guardar.
Tengo pensado deshacerme de aquellos que no me han gustado, pero en esa categoría tampoco hay demasiados. En fin, que entre libros y tiestos de manualidades, y muñecas y... me tendré que buscar un palacete grandote y ni aún así tendré sitio, jeje.

cloti dijo...

Por eso yo dejé de comprar libros hace un par de años, porque tenía una variación del síndrome de Diógenes, jajaja
De los que te ha dejado Pucca, sube el Dios de las Pequeñas Cosas a lomás alto de la pila, es precioso y muy recomendable.
Al final me termino yo antes el de Boyne, tú verás.
Bsssssssssss
Cloti

Lily dijo...

A mi me pasa igual, tengo miles de libros, dvds y música pendientes, pero soy una adicta comprando. Besos

Candela dijo...

De dvds no quiero ni hablar. Me compre hace ya tres o incluso 4 años la serie de Shogun al completo en dvd, con Richard Chamberlain... pues aun no he abierto ni el paquete. Lo mismo que en Abril me compre el Lute y se me habia olvidado completamente... me acorde porque lo vi de pasada en un email de hace tiempo de un amigo, donde se lo decia en un foro... El pack de la temporada 1 de Remington Steele aun no lo he acabado y tiene dos años, que me lo compre nada mas salir... y muchas series y peliculas que me han regalado, y es que estas cosas solo las puedo ver cuando jay no esta encasa. Cuando esta y no esta viendo sus cosas o la tele, esta en el otro cuarto jugando play, pero me molesta que cada 15 minutos-media hora venga a echarse un cigarro y haga comentarios. Es de esas cosas que no soporto. Prefiero verlas cuando estoy sola en casa. Podria verlas en el ordenador, pero me da pereza, hay cosas que estan echas pal sofa...

BLAS dijo...

Jajajajajajaaaa... Lo de Jay me suena!! Cuando yo veo alguna de "mis" pelis, procuro hacerlo cuando no anda mi marido de acá para allá. No me gusta que me anden criticando mis gustos, o haciendo comentarios que no vienen a cuento. Por eso mismo yo también tengo unos cuantos DVD pendientes, y desde luego no voy a ponérmelas en el ordenador teniendo un pantallón con dolby blablabla en el salón... Sólo faltaba.

chema dijo...

a mí me pasa igual, me llegan libros a mis manos a mayor ritmo del que tardo en leerlos.
'dos velas para el diablo' de laura gallego está genial, y tiene mucho humor. 'la cinta roja' no lo he leído, pero sí otros de carmen posadas, me gusta mucho.

Maritoñi dijo...

Si no fuera por los libros....¿Qué sería de mi?

Loli dijo...

Pues yo estoy como tú, con libros por toneladas: los que pillo en la librería, los de Purita Campos y Trini, la suscripción a los de Ferrándiz, los del rastro, y para el cumpleaños me he pedido unos cuantos, entre ellos, un par de títulos del mismo autor de Mi planta de naranja-lima. Me gustan tanto los libros que a veces tengo la tentación de comprar diferentes ediciones del mismo título, cosa que no hago nunca, y otras, en que me llama tanto la atención una portada y contraportada que caigo en el error de comprar dos veces el mismo. Besitos. Loli

"Las Cumbres" de Ubrique dijo...

Me encantan los libros, y me encanta leer, sobre todo cuando alguno te engancha y terminas escondiéndote por los rincones para leerlo sin que te den la lata. Pero ya verás cuando tengas que mudarte. Yo me pasé muchos años cambiando de casa cada año y el camión tenía casi siempre más libros que otra cosa. Ahora casi no compro libros, los saco de la biblioteca o me los pasan los amigos, es que ya no me caben.
Gracias por todo, un beso. Esperanza

Candela dijo...

Buff, no me hableis de mudanzas... La primera vez que me mude de Cadiz a la Costa Brava tenia una estanteria de cinco baldas y otra de tres... luego de la Costa Brava me mude a Canarias con la coleccion casi doblada... de ahi de vuelta a Cadiz... luego me los traje aqui... y aqui ya me he cambiado 3 veces... no, 4 de casa. Y si, unos cuantos viajecitos de furgoneta y muuuuuuuuchas cajas de libros...

Geno dijo...

Que cosa esta afición nuestra. Cuantos más libros tienes pendientes más queremos leer y no dejamos de acumular y acumular jajajjajaja Te entiendo perfectamente, yo tenía una torre enorme y aún así me compré tres libros y cada vez que paso por ese mueble del 3x2 ¡me paro a mirar! no descarto volver con otros tres cualquier día, jajajajja

marian dijo...

pues por kilos o toneladas será uno de los mejores vicios que conozco y tengo
mira por donde mañana voy a hacer la compra y fijo caen uno o dos que ando ahora mismo sin ná que llevarme a los ojos
y el miércoles llega el bibliobus (jejeje cosas de pueblos pequeños) y algo pillaré también

anele dijo...

¿Tus días cuántas horas tienen? : )

KIRA dijo...

Tu y yo parece que tengamos "telefonesis" ay no, "telepatia"...
Anoche pense en escribir un post sobre libros y hoy al visitarte veo "Libros por kilos" jejeje
Pues estamos todas mas o menos por igual con una pila de libros pendientes de leer... y en lo que respecta a Jay, debe ser algo comun en los hombres, es verte sentadita en el sofa viendo una peli o serie y todo es "oye...."
"mira..." "que te parece..." brrrrrrrr no hay cosa que mas me moleste!!!
BSTS

Capitán Clostridium dijo...

Yo ahora estoy en una etapa de "paso de leer" Me basto con la cultura que adquiero en los blogs. Son rachas, supongo.

¿No te produce ansiedad ir adquiriendo más libros sin haber leído los anteriores? A mí, sí me produciría. Tengo un cargo de conciencia enorme con uno que empecé y no seguí leyendo... Aún me persigue por mi casa.

Ella dijo...

Interesante ese libro de Agatha Christie, no lo conocía, así que voy a investigar. A mí últimamente me pasa lo mismo, llevo desde agosto con el mismo libro (El Villorrio, de William Faulkner) y se me hace un poco pesado. Ayer le fui infiel y empecé otro, que terminaré estos días.
En España llegué a un punto en el que no podía comprar más libros, no tenía nada de espacio! Así que empecé a ir a la biblioteca... Ahora debería buscarme otra biblioteca!

Fermín Gámez dijo...

Siempre cabe la posibilidad de no comprar libros, aunque quién se resiste.

El préstamo bibliotecario, por ejemplo, es una buena forma de evitar que se nos apilen los libros en casa.

Con lo caros que están los libros "de actualidad" es también una forma de leer muy aconsejable.

Hoy me he comprado un libro por un euro. (Una edición del 2005) Y estaba nuevecito nuevecito. No me pude resistir.

Cosas de las librerías de ocasión.

Pucca dijo...

Disfruta mucho los libros!!! Me encantó el nuevo diseño de tu blog!!! Un abrazo enorme.