sábado, 23 de mayo de 2015

Orgullosa de ser Paddy


Mi primer voto en Irlanda ha sido uno que me ha dado una satisfacción más que especial. No he votado por un partido político u otro, ni mi voto ha sido de protesta o indecisivo. Lo tuve bien claro desde el principio. Mi voto en el referendum para legalizar el matrimonio gay iba a ser un rotundo sí.

El colegio electoral está a la vuelta de la esquina. En principio había pactado con el guiri esperar a que llegara del trabajo a las 6pm para ir a votar. Las urnas abrían de 7am a 10pm, y teníamos tiempo de sobra, pero a mediodía yo no podía más de la impaciencia ¡era mi primer voto como Irlandesa! Me encontraba de baja laboral, por lo que no tenía que esperar horario alguno. Me vestí, cogí el pasaporte y mi tarjeta electoral y marché a cumplir mi deber de ciudadana.

En comparación con el voto en Esapña, es muy diferente. En primer lugar, las mesas electorales están atendidas por voluntarios, nunca me van a llamar para una mesa. Y en segundo, a las diez, cuando cierran los colegios electorales, todos se van a casa, tras asegurar los votos. El recuento se deja para el día siguiente.
En esta ocasión (no sé en las elecciones) no había "confesionarios" con cortinillas y papeletas. Las papeletas te las daban en mano al comprobar tu nombre en la lista y tu identidad. Me entregaron dos papeletas porque era un doble referendum: por una parte el del matrimonio; la segunda papeleta era para cambiar la edad del Presidente, que hoy por hoy es de 35 años, a 21. A esto voté que NO. ¿Os imagináis a uno de los Jedwards en la presidencia, votado por sus fanes más acérrimos...? Ni de coña.

Me siento parte de un momento histórico, haber podido contribuir no solo con mis impuestos al desarrollo de este país, también con mis ideales, y que mi voto haya de alguna manera contribuido a este rotundo éxito. Hoy, hay celebraciones por todo Cork, por todo el país.

Muchos me han preguntado por qué en Irlanda nos han dado la oportunidad de votar por ello y, apoyando todos los partidos el Sí, no lo han pasado directamente en el gobierno. La respuesta es sencilla: por ley, la Constitución solo se puede cambiar con el permiso de los ciudadanos por medio de referendum. De este modo, se evita que el partido en el poder altere la Constitución siempre que le venga en gana. 

Pero además es otra victoria, la victoria sobre el poder que ha ejercido la iglesia católica sobre el país, haciendo y deshaciendo a su antojo en ciertas cuestiones. El matrimonio no es un privilegio de heterosexuales. Y este referendum solicitaba IGUALDAD. 

En Irlanda, la homosexualidad era ilegal y estaba penalizada con cárcel hasta no hace mucho, 1993. O lo que es lo mismo, 4 años antes de mi llegada al país, por lo que es historia bien reciente. Y el divorcio no se legalizó hasta 1995.

Oscar Wilde, espero que estés orgulloso de este paso dado, aunque llegue con siglos de retraso.

5 comentarios:

Marta dijo...

Hola: me gusta mucho. Es muy interesante. Seguimos en contacto.

chema dijo...

yo también he votado, hace menos de una hora...
pues me parece muy bien. hay posturas retrógradas que no van con nuestros tiempos. el otro día, por cierto, en facebook un numerario del opus se quejaba de que cierto partido no quisiera subvencionar a los colegios no mixtos. pero si es que ya no tendrían que existir...
en cuanto a lo de la edad, el presidente de la república no puede ser una chaval de veintipocos años, en qué cabeza cabe.

Elphaba dijo...

Pues me he acordado de ti bastante estos días con todo esto. Conociéndote, estaba segura de que sería algo importante para ti, tanto el voto en sí mismo, como la decisión que debía tomarse en este referéndum.

¡Enhorabuena! Un gran ejemplo a seguir. ¡Besitos!

Geno dijo...

Ha sido una gran decisión para estrenar tu condición de irlandesa. Enhorabuena por todo :-D

Gen dijo...

Una gran victoria teniendo en cuenta lo tradicional y conservadora que es, o así nos la pintan, la sociedad irlandesa. Completamente de acuerdo en lo referente a la edad mínima para aspirar a ser presidente. ¿Existe en España alguna norma similar? No lo sé. Hostia, acaba de venirme a la mente el Pequeño Nicolás como Presidente del Gobierno.