domingo, 19 de marzo de 2017

Bucarest (III) The Village Museum

Durante el tour de la ciudad se nos conminó a caminar por la  Calea Victoriei. Una larga avenida que en épocas pasadas era recorrido obligado del paseo de los domingos  y donde todo aquel que deseaba dejarse ver, tenía que estar.

Al final de esta avenida (pero muy al final) se encuentra el Dimitrie Gusti National Village Museum, o lo que es lo mismo, un museo etnográfico al aire libre en Herastrau Park que nos enseña la vida de un pueblecito rumano tradicional y que se extiende sobre unos 100,000 metros cuadrados y cntiene 272 granjas auténticas y casas de todo el país, creado en 1936 por Dimitrie Gusti, Victor Ion Popa y Henri H. Stahl.

Nos habían dicho que el Calea Victoriei era digno de pasear y que se convertía en un agradabe paseíto hasta el museo. Caguenlamarsalá. Caminamos casi durante dos horas bajo un sol justiciero donde las ots quedan muy bonitas pero mis lindos pinreles acabaron hechos fosfatina. Huelga decir que para la vuelta, cogimos un taxi.

Cierto es que hasta llegar a Piatia Victoriei el recorrido está marcado por edificios de maravillosa arquitectura y bonitas iglesias ortodoxas, pero tras pasar la Plaza solo encuentras hoteles y embajadas, entre algunos edificios abandonados y al bordel del colapso.

Kretzulescu Church

Fundación Universitaria Carol I



Memorial of Rebirth

Memorial of Rebirth

Ateneul Roman

Llegados al museo y pagada la entrada (unos dos euros) nos fuimos casi directos a comer, que el recorrido nos había abierto el apetito y era hora ya de llenar el buche con la maravillosa gastronomía rumana.
Después caminamos admirando las casitas, molinos y granjas de todo tipo, algunas con influencias griegas.