jueves, 12 de febrero de 2009

BODIES: LA EXHIBICION


Este pasado miércoles, aprovechando un veloz viajecito desde Limerick a Dublin (lo de veloz es figurativo, tras 4 horas de autobus), decidimos visitar la tan publicitada exhibición de BODIES. Iba con miedo: todo lo que me recuerde remotamente a un hospital hace que me desmaye como presa de un encantamiento. Sin embargo, resultó ser más una clase de anatomía rayando lo fantástico. Si bien encontré la exhibición pequeña y falta de algunos de los especímenes que se puden ver en fotografías o vídeos en internet pertinentes a esta exposición en otros países, mi única explicación plausible es que quizá la muestra se suceda en varias ciudades al mismo tiempo y se repartan el material. En cualquier caso, es apta para niños y adultos por igual.
Según se entra, la primera sala está ocupada por varios "cuerpos" en diferentes estados de desnudez. Esto es, desde el esqueleto más liberado de toda materia hasta el más mínimo músculo, tendón y órgano. Se nos muestran en diferentes posturas para enfatizar el movimiento y la tensión a la que ciertas posturas someten a dicha musculatura.




Aunque la exhibición no ha estado exenta de controversia, debido al dudoso origen de los cuerpos utilizados, en su defensa cabe decir que, provengan de donde provengan, han sido expuestos con todo el respeto que la carcasa del que el ser humano se compone en vida se merece. La versión oficial asegura que son cadáveres provenientes de universidades médicas chinas. Prefiero no oir las voces que insinúan que se tratan de cuerpos robados. Después de todo, no es una muestra morbosa, de deformaciones o monstruosidades varias, sino una simple lección de la anatomía más simple. Explicada como debe ser, con órganos, huesos y materia real y no con moldes o figuras de plástico.

Todos los cuerpos y órganos han sido preservados utilizando un proceso llamado "preservación polímera". En este proceso, el agua del tejido se remueve primero por inmersión en acetona. Luego, la acetona también se elimina en una cámara aspiradora. Durante este paso, conocido como impregnación, el espacio del tejido en el especímen, antes lleno de acetona, es relleno de goma líquida de silicona. Finalment,e durante el proceso denominado "de curación", la goma de silicona se trata con un catalizador y se endurece. El producto final es un ejemplar de aspecto engomado que puede ser facilmente examinado sin que se deteriore debido a la descomposición natural que de otro modo habría evitado su vista pública.

Entrar en la siguiente sala supone el comienzo de un viaje a nuestro interior. El cuerpo comienza a ser diseccionado en partes, donde se nos muestran las piezas, una a una, su interior, el complicado mecanismo que las componen, su importancia en referencia al resto de nuestro cuerpo y su visión, transversal, tridimensional y en conjunto, dentro de nuestro organismo. Así, lo mismo podemos ver el interior de aspecto esponjoso de cualquier hueso, hasta la compleja y mullida masa que conforma nuestro cerebro, servido en finas rodajas o en una pieza. Nada se deja a la imaginación. Cada miembro, cada rincón de nuestro cuerpo se muestra cual es... por dentro, interiorizando hasta la médula misma de su composición.



Y estoy segura de que la muestra enseña puntos y perspectivas de nuestro cuerpo, ese que creemos conocer tan bien, que jamás hemos visto antes (y posiblemente nunca más volveremos a ver), como este ser humano (abajo) en lonchas transversales, y longitudinales, porque así somos por dentro, capa a capa, no importa lo bonitos que creamos ser por fuera. Confieso que tras ver esto me entró hambre. Una loncha de pavo nunca será lo mismo a mis ojos. Ahora será sólo una imagen unidimensional de un corte transversal de un cadáver de plumáceo. (Cada corte en la foto inferior, es de tan sólo un par de milímetros a lo sumo).


Tras un viaje por el soporte que conforma nuestro cuerpo, buceamos en terrenos más profundos. El intrincado mundo fluido de nuestras arterias se materializa luminosamente ante nuestra mirada. Una redecilla de forma humana, el entramado de nuestra sangre, cada pequeña venita, cada arteria, de cabeza a pies. El sistema circulatorio es como una autopista gigante. Un anillo cerrado compuesto del corazón y sus vasos sanguíneos (arterias y venas), que transportan todo lo que nuestras células necesitan para soportar sus funciones normales, como el oxígeno, los nutrientes y una variedad de hormonas. Ninguna célula del cuerpo yace más allá de unos pocos micrómetros de distancia de uno de los 161,000 kilómetros de vasos sanguíneos. Una gota de sangre tarda menos de sesenta segundos en transitar este complicado y delicado sistema vital.

A simple vista puede parecer una plástica interpretación de nuestro sistema, una composición falsa, pero no lo es. Los especímenes de esta parte de la exhibición han sido preparados utilizando un método especial de moldura. Los vasos sanguíneos primero se inyectan con un polímero pigmentado. Una vez se endurece, el resto de tejido corporal se extirpa con un producto químico corrosivo que revela la matriz intrincada de los vasos. En la foto de abajo, se muestra el árbol bronquial con las venas pulmonares y el corazón.



Pero no todo son cuerpos perfectos, y así se nos presentan órganos afectados de alguna enfermedad, órganos cancerígenos o la diferencia evidente entre un pulmón sano, de una persona normal, y aquel de un fumador (sin implicar que tenga cáncer), simplemente muestra el aspecto real de ambos. Mientras el pulmón sano se nos muestra de un color marfil impoluto, el del fumador es gris y envejecido, un pergamino de lo que debería ser, mostrando la concentración de alquitrán y enfermedad que generalmente acompaña a la acción de los cigarrillos. La acumulación de basura del humo en los pulmones lleva al colapso de los alveolos, y a la gran disminución de área superficial para el intercambio de oxígeno, que causa que el resto de los árganos trabajen más duramente y con menos oxígeno.




También podemos ver los órganos femeninos reproductores, el efecto que la grasa tiene en el cuerpo femenino (creo que para crearnos culpabilidad, la obesidad no se muestra en el cuerpo masculino, ¡típico!), su acumulación en las glándulas mamarias, glúteos, caderas y estómago. De ahí pasamos a una sala precedida por un cartel de aviso. Quizá este cartel no exista en otras "civilizaciones" pero las generaciones más ancianas de la cultura irlandesa aún se verán escandalizadas ante la visión de la esencia de nuestro ser: el feto y su desarrollo embriónico. En esta salita de reducidas dimensiones y luz tenue, se nos educa en el desarrollo de las 40 semanas de evolución en las que se dividen dos periodos temporales: el embriónico, que transcurre hasta el final de la octava semana de gestación, y el fetal, que se extiende desde la novena semana hasta el nacimiento. Este periodo se caracteriza principalmente por su crecimiento acelerado. También podemos ver una placenta, un útero y el desarrollo del feto por etapas... el comienzo de su esqueleto... el esqueleto más completo, diminuto, frágil... el primer tejido muscular... Definitivamente, la sala que más me gustó, quizá por ser mujer o por el gusto exquisito y la minuciosidad con la que estaba expuesta.


Si pasa cerca de vuestra ciudad, no dejéis de verla. Bodies, la Exhibición, es un intento de acercarnos más a nuestros cuerpos, a mostrarnos cómo funcionamos día a día, superficial e internamente, a cómo nos afectan las enfermedades y el aspecto que muestran. Una visión, desde luego, única de nuestra vida.

18 comentarios:

Valentín VN dijo...

¡Has hecho una entrada excepcional!
Pero no te creas que me apeteció mucho verla cuando estuvo en Madrid. Si hubiera sido algo en plan museo de la ciencia sí que la hubiera visto con gusto, pero me pareció una exhibición un pelín frívola. Como la obra de ese artista que no recuerdo su nombre y que mete animales en formol y hace como si fuesen becerros de oro o unicornios.

Candela dijo...

Uff... no, valentin, te aseguro que de frivola no tenia nada... todo es muy cientifico y natr#ural, te lo aeguro... yo misma iba con reservasy de lo unico ue me puedo quejar es del precio, que es un abuso para algo que ves en media hora...

chema dijo...

ruth, este post me ha parecido muy interesante y muy instructivo. lo que más me ha gustado ha sido lo de los movimientos de los músculos. eso es algo que creo que en los colegios apenas se estudia. el sistema muscular es muy complejo, sólo con mover un dedo estás haciendo que se muevan un montón de músculos en cadena sin que te des cuenta...

Elphaba dijo...

Tengo muy buenas referencias sobre la exposición en cuanto a su seriedad y su rigurosidad científica, y creo que un poco de lección de anatomía no le hace mal a la sociedad, que hay mucha gente que no sabe ni donde tiene la oreja. Me ha encantado lo del sistema circulatorio. Realmente me hubiera gustado mucho verlo.

Luz de Gas dijo...

Ahora viene a Sevilla y creo que no voy a ir, vamos me acabas de convencer por lo del precio.

Besos

Candela dijo...

hombre Juan, igual ahi el precio es mas barato... ten en cuenta que aqui en Irlanda todo es mucho mas caro y que si han podido tirar para el maximo, han tirado. Pero en España seguro que no ha costado 20 euros la entrada...

BLAS dijo...

Pues estuvo en Barcelona y me lo perdí, me enteré tarde porque siempre voy volada de un lado a otro, me dió mucha rabia, la verdad. Dicen que a nivel didáctico es interesantísimo, nada morboso como todo el mundo pensaba, y tanto por lo que me han contado quienes han ido como lo que tu has expuesto, ya he visto que es así. Lo que sí digo que me dá reparo ver es el tema fetal, sabiendo que son cuerpos reales... No es lo mismo un adulto que ha donado voluntariamente su cuerpo a la ciencia, que un nonato que no ha podido decidir, expuesto así...

lisebe dijo...

Valiente!!!

Yo fui incapaz de entrar a verla, ya vés me puede ver muerte momificada y más sabiendo que son seres humanos, y sí sé que todo es en plan científico pero no pude entrar, por eso considero fuiste muy valiente, la verdad.

Prefiero leerte hablando de la exposición que ir a verla.

Muchos besitos cielo

marian dijo...

fantástico candela
pero no puedo, es superior a mí, no me siento capaz de ver algo así al natural, cuando ya leyendo tu entrada no estaba precisamente "cómoda"
reconozco que es interesántisimo y una manera muy clara de ver la anatomía
pero ya te digo que .........mira guapa estoy "revuelta" ahora imaginate si me meto en la exposición
allí caigo y menudo número deja deja
un beso

Inma dijo...

Mi hija, ya sabes que estudia medicina, fue con compañeros de clase con muchas reservas y salió encantada. Se aprende mucho y no le pareció irrespetuosa. Yo no acabo de entenderlo.

Cotoky dijo...

pues es muy interesante pero a mi me da bastante yuyu. Lo de la ciruculación sanguínea una pasada

SUSANA dijo...

Es fuerte Candela, la vi por internet hace un tiempo y seguro la pensaría antes de entrar al "vivo y en directo".

Por eso elegí Comunicación y no Medicina, zapatero a sus zapatos.

Besitos!

Koldo dijo...

Eso ya ha pasado por España, en varios lugares y nos lo han sacado en la tele mogollón de veces, instructivo mucho, pero, joder tanto realismo..lagarto lagarto, no, ruth, a mí me da un no se qué, joer, se me ponen los pelos un poco chungos....debe ser mi hipocondría, será.....Koldo

María José dijo...

Pienso, a riesgo de parecer obsoleta, caduca o mojigata, que os aseguro que no soy, que es una falta de respeto enorme hacia esas personas y que mas que un acto científico es algo morboso y bulgar. Tiene un mérito enorme sin duda alguna el hecho de haber llegado a esa "plasticación" de los cuerpos , pero creo que debe quedar en un ámbito científico reservado solamente a profesionales.
No iría ni con pagándome!!!!!

Charo Barrios dijo...

Bueno, también tenemos esta exposición en Sevilla, a dos pasos de mi casa. A ver si me acerco esta semana....
Con tu reportaje, todo me resultará más fácil.

dnavarro dijo...

Excelente descripcion. No lo podias reseñar mejor. Tuve la oportunidad de verla hace 3 años en New York, y ahora nos visita en Caracas. Nunca pensé que vendria a a Venezuela. Les aseguros que no soy medico ni me gusta la medicina, pero esta muestra acerca el estudio del cuerpo humano a los humanos comunes y corrientes. Igual que algunos de Uds. fui con duda la primera vez, pero ahora no la pelo. Nada Morbosa ni que me haga dudar del origen etico de los cuerpos.

diego dijo...

en estos momentos se encuentra en colombia y me muero de ganas por ir a visitarla. siempre me ha gustado el tema de la medicina y es muy interesante ver cuerpos de verdad. y ver toda su anatomia. creo que todos los seres humanos debemos saber de que estamos conformados y de la importancia de cada organo de nuestro cuerpo

diego dijo...

esta en bogota y me muero por visitarla saber de que estoy confo0rmado es de gran importancia de lo que me guastaria estudiar