viernes, 11 de septiembre de 2009

102 MINUTOS

Después de escribir sobre el atentado en el WTC aquí y en alguna entrada suelta relacionada con el tema, no pensaba volver a hablar de ello. El día lo recordaré siempre, ¿quién no? Hasta que vi un "nuevo" documental hecho a partir de las grabaciones de cámaras de curiosos, turistas y prensa.






El documental se puede ver íntegro en Youtube, bajo el nombre 102 minutes that changed America y no hace falta saber inglés para entender lo que este patchwork de imágenes quieren transmitir. En el vídeo que he puesto arriba, es de especial interés un trozo a partir del minuto 2:53. Un grupo de chicas, obviamente compartiendo piso, miran incrédulas por la ventana lo sucedido, cuando aún no se sabía qué había hecho que el primer avión impactase contra la primera torre. La segunda explosión las sacude con tal pánico que pone los pelos de punta. Y lo primero que hacen es dejar el piso a todo trapo. Ojo, son imágenes muy duras, todos sabemos lo que ocurrió y cómo ocurrió. Pero es un documento gráfico impresionante, porque esta vez no se trata de un locutor narrando una secuencia de hechos: aquí lo que vemos son los sentimientos de los que están grabando, su incredulidad, su terror, sus sensaciones.
Yo estuve allí seis meses después, y el aire alrededor del Trade Center olía aún a polvo y putrefacción. Especialmente a polvo. Ese polvo que se te mete en la nariz, que te hace sentir las manos como si llevaras exfoliante. Seis meses después.
Si hay algo que llama la atención en ese documental es el increible silencio que sigue a la caída de las torres, mientras la nubareda de polvo y partículas, de escombros, lo envuelve todo como en una película de corte apocalíptico. Las personas parecen convertirse en estatuas de sal alejándose de Sodoma y Gomorra. ¿El caos? el caos ya no existe. Ahora su lugar lo ocupa la incertidumbre, una piedra mucho más pesada de llevar... ¿Ha sobrevivido alguien? ¿Lograron evacuar la segunda torre? Mis compañeros, mis amigos, mis familiares... ¿Están a salvo...?

Ese día perdimos mucho más que miles de vidas humanas. Perdimos la paz, la seguridad, el control y la confianza. Perdimos la fe en el prójimo y empezamos a ver el mal mal bajo nacionalidades diversas, a mirar de reojo y a criticar abiertamente.
Cuando fui a Nueva York en la primera quincena de Marzo del 2002, me habían advertido del ostracismo en el que se habían sumido los ciudadanos de una ciudad fustigada con la tragedia que más shock trajo al mundo en las últimas décadas. Pero no fue así en lo más mínimo. Sí me impactaron las calles y calles con flores alineadas en el suelo, muñecos, peluches, firmas... las muestras de dolor que dejaban familiares, amigos y hasta desconocidos en los lugares donde se erigieron los nombres de los caídos de los cuerpos de bomberos, de la policía... Un dolor que se contagia aunque no seas de allí ni hayas perdido a nadie. Es un dolor metido en el alma con taladro, porque ver llorar a otro no te deja impasible, como tampoco te deja inmune el silencio colectivo y el respeto. La tragedia realmente te impacta cuando ves el nivel de destrucción, cuando compruebas las ventanas todavía rotas, los edificios abandonados y los cuerpos que aún tantos meses después siguen siendo encontrados.
Han pasado ocho años. Y nadie ha olvidado.

16 comentarios:

Joan dijo...

No me atrevo a mirar el documental.
Solo diré que hay un doble CD editado llamado "el sonido de la historia" que recoge los sonidos más importantes de la historia mundial, procedentes del archivo de Radio nacional de españa, y el último corte de sonido que hay, es precisamente eso: el terror, la confusión, el caos y el dolor que se vivió en el momento del atentado, y solo de oirlo (dura unos pocos segundos), me produce una impotencia, rabia y tristeza horribles. Verlo en directo actualmente después de la masacre evidentemente todavía tiene que ser impactante, nadie puede haber olvidado lo que supuso aquella barbarie: un atentado no solo contra estados unidos, sino contra la humanidad, contra la paz y contra la seguridad de todos. El dolor de los que lo vivieron no se puede expresar con palabras, eso desde luego, y solo de oir o ver documentos de audio y vídeo sobre ese desastre te deja completamente impactado y tocado.

marian dijo...

no se sí tendré el aguante de ver el video
ya te diré
cuando pasó, llegaba a casa y puse la tele para ver las noticias al pricipio pensé que anunciaban una película hasta que el segundo avión ......bueno ya sabeis
creo que fué un mazazo de realidad que me dejó k.o

Bulma Salgueiro dijo...

Creo que todos recordamos lo que estábamos haciendo ese día. Como aquí eran las tres de la tarde, el choque del avión con la segunda torre me pilló fregando. Recuerdo la voz de Matías Prats como si fuera hoy ("Dios mío"). Recuerdo lo que estaba fregando. La sartén grande que pesa más de cuatro kilos. La dejé sobre el fregadero y retrocedí lentamente para sentarme porque me temblaban las piernas. Veía lo que sucedía pero os aseguro que me costó más de cinco minutos entenderlo. Luego volé a encender la radio y un rato después bajé a todo correr a la calle. En esos días no tenía internet en casa. Lo que sí tenía eran amigos en Nueva York (todavía los tengo) y no sabía dónde estaban. La posibilidad de dentro de una torre era más bien remota pero no tenía ni idea de lo que hacían sus padres o si tenían que pasar por allí habitualmente.

Recuerdo que cuando logré hablar con una de ellas por messenger, me eché a llorar de puro alivio.

Sé que es duro recordar esos momentos (como si a cualquiera le apeteciera hacerlo) pero no debemos olvidarlo. Ni frivolizarlo (tendemos a decir "no fue tan grave" una vez que las cosas han pasado y se ven como lejanas). Fue un atentado, una catástrofe donde se truncaron muchas vidas humanas. Algo que no debió volver a repetirse. Y, por desgracia, se repitió.

Inma dijo...

Fue realmente fuerte. Sergio y yo lo vimos juntos, pegados al teléfono. No podíamos creer lo que estabamos viendo. Una tragedia retrasmitida y el comienzo de una etapa de política exterior, incluso de cambio de hábitos y costumbres.
Asesinos.

Capitán Clostridium dijo...

¡Como para olvidarlo! ¡Es muy fuerte!
El otro día quedé con un amigo que vivió de primera mano otra tragedia, la del 11 M de Madrid y aún sigue afectado...

Candela dijo...

Bulma, yo si tenia tambien a alguien en NY: El guiri sin ir mas lejos, que estaba visitando a su hermana en New Jersey y lo vio todo desde el otro lado del rio. Lo peor es que ese dia iban a ir a la ciudad de turismo y sus planes eran subir a la torre con el mirador para ver el paisaje, pero se paso la noche con el cuñado jugando a la playstation y se durmieron, y a jay lo despertaron a las 9 cuando sucedio lo que sucedio. Yo si pase verdadera angustia porque no tenia medio de ponerme en comunicacion con el. Al final llame a su familia aqui y me dijeron que estaba bien...

Geno dijo...

Hufff, es imposible de olvidar ese día. No quiero ni imaginar loq ue sería para la gente que lo vivió de cerca...

cloti dijo...

Ruth, yo tampoco voy a ver el vídeo. Con lo bien que ha empezado mi día y que nos toca celebrar que mi costillo lleva ocho años sin fumar, te puedes imaginar que fue una forma de cambiar el recuerdo que quiero que siga así.
Algún día igual os cuento mi experiencia, mejor no.
Bssssssssssss
Cloti

BLAS dijo...

Recuerdo aquel día mejor que el de ayer... Entonces vivía y trabajaba en Madrid, acababa de llegar a mi apartamento y como siempre puse las noticias y me llamó una amiga. Estaba hablando con ella mientras me fumaba un cigarrillo y veía las noticias de reojo pero sin escucharlas. Pensé que anunciaban una nueva peli de acción. Fue al ver la cara de horror e incredulidad de los periodistas cuando le dije a mi amiga que pusiera la tele, y que se callara, aumenté el volumen y cuando comencé a entender lo que estaba sucediendo, un escalofrío me recorrió entera. Recuerdo que se me cayó el cigarrillo al suelo de la impresión en cuanto se estrelló el segundo avión, mientras mi amiga y yo continuábamos al tlf pero manteniendo un silencio sepulcral... Lo primero que se me pasó por la cabeza fue que era el comienzo de otra guerra mundial. Horrible. Un recuerdo que permanecerá para siempre en mi cabeza.

Candela dijo...

Yo estaba en un viaje de trabajo, en Vigo.

Comía con el entonces mi jefe en un típico bar gallego, con la tele encendida al fondo. Yo estaba sentada de forma que veía la tele.

Las noticias, de pronto, llamaron mi atención. No podría creer lo que veía.

Aún no puedo creerlo.

Besos, guapa.

Maritoñi dijo...

Pues yo estoy un poco cansado. Porque más que la tragedía, lo que revela es un gran daño al corazón orgulloso y omnipotente de los norteamericanos. Se les filtraron por el aire...

¿Nos acordaremos todas las navidades del Sunami de Yakarta? Murieron 350.000 creo recordar.

Sonia dijo...

Yo no voy a ver el vídeo,ni me atrevo a empezar...ya fue bastante duro verlo todo en directo...en la vida podré olvidar esas imágenes...no podía dar crédito a lo que estaba viendo,era algo tan horroroso que me costaba creer que no fuera una película y que esas imágenes fueran algo real...fue espantoso,de lo más inhumano.

anele dijo...

A mí me pilló en Florencia.
Recuerdo que estabamos en el laboratorio cuando entró uno de los chicos hablando de las torres gemelas y gritando "sono crollati!!" claro que yo no tenía ni idea del significado de la palabra. Fuimos escopetados al ordenador y nos quedamos impactados viendo las imágenes.
No sabía ni qué pensar: guerra, atentado... Internet empezó a fallar por colapso, tuvimos problemas de conexión durante varias horas.
Luego en casa estuvimos pegadas a la tele toda la tarde. Y especulando; recuerdo que una de mis compañeras de piso dijo que seguro que había sido Bin Laden (y yo era la primera vez que oía hablar de él).

Teniendo en cuenta cómo vivimos en Madrid el 11-M me hago una idea bastante aproximada de cómo debieron pasarlo los neoyorkinos aquel día. Y los que le siguieron.
Es algo que nunca se olvida, y estoy de acuerdo con Bulma: no debemos dejar que se olvide, por muy duro que resulte.

chema dijo...

desde la televisión americana se optó por no mostrar imágenes que pudieran herir sensibilidades, y a decir verdad yo tampoco he intentado buscarlas, porque no aguantaría verlas.
yo también me acuerdo de lo que estaba haciendo ese día. estaba en la universidad estudiando para un examen que iba a tener en pocos días. un bedel estaba escuchando la radio y a través de él se corrió la voz.
la cifra de muertos y desaparecidos es horrible. quizá algún día se descubra quién fue el verdadero autor intelectual de esos atentados, porque lo de al qaeda y bin laden, cada día más, me parece un mito.

anele dijo...

Chema,precisamente hoy buscando información para mi último post encontré por casualidad un video muy curioso que habla de unas explosiones en las plantas inferiores y en el sótano, segundos antes del colapso de las torres. Documentan con videos señalando las zonas de las imágenes sobre las que pretenden llamar nuestra atención.
Te pongo el link:
http://video.google.es/videoplay?docid=5816610253571876313&ei=JIuwSqWkLZWz-Abo54ncDg&q=mysteries+11+s&hl=es#

Echa muchas teorías por tierra.

La verdad es que uno ya no sabe qué creer.

chema dijo...

anele, ya vi el video. es muy interesante, gracias por ponerlo. es verdad lo que cuentan, por muy fuerte que fuera el impacto de loa aviones y por mucho calor que se generase, no está tan claro que las torres tuvieran que derrumbarse. quién sabe lo que estuvieron maquinando allí días antes de los atentados... quizá algún día se sepa.